Comunicado SMH. Se aplaza la siguiente misión del Aita Mari por el COVID-19.

En nuestro deseo de manteneros informadas/os de lo que ocurre en torno a SMH, os comunicamos esta difícil decisión.

La tripulación del Aita Mari ha estado trabajando durante los últimos días para tener todo listo para una nueva singladura. A pesar de ello, las circunstancias nos han obligado a tomar una decisión difícil: aplazamos la salida hasta que las condiciones sean más propicias.

La incertidumbre en torno a la pandemia del coronavirus en Italia y en España provoca que no tengamos certeza sobre la posilbe concesión de permiso pertinente para zarpar y sobre dónde atracaría el Aita Mari una vez que quisiéramos volver a puerto. De igual manera, esta semana entra un frente en la zona con olas de hasta tres metros que dificultaría mucho la navegación.

Por todo ello, retrasamos la tercera misión de 2020 del Aita Mari. Como hemos indicado, es una situación dolorosa porque, en los últimos días, hemos sido alertados de varios naufragios y de una devolución en caliente.

Así, ayer Alarm Phone (la red de voluntarios que monitoriza el Mediterráneo) informó de que una patera con 49 personas había sido devuelta a Libia. En el mismo día, otra embarcación que llevaba más de 48h en el agua con 110 personas, fue auxiliada por Malta.

Por otra parte, SMH sigue trabajando en Quíos (Grecia) a disposición de las autoridades en caso de que quieran proceder a realizar nuevos protocolos contra la epidemia del coronavirus entre la población migrante

En la isla, hoy ha llegado un nuevo bote y ha sido atendido por nuestro personal voluntario. Desde aquí, queremos agradecer a los sanitarios que están dando lo mejor de ellos/as mismos/as en España. Y que, además, siguen garantizando los relevos de voluntariado en Quíos. Vistas las circunstancias, es una buena noticia tener los equipos cubiertos hasta mediados de abril.

Para más información, contacta con prensa@smh.eus